Tag

,

juan-darienzo-2

In questo articolo riporto alcuni virgolettati estratti da conversazioni, interviste,  che, secondo me, restituiscono un quadro caratteriale interessante del maestro. Per restare il più fedele possibile al pensiero di D’Arienzo, i testi sono trascritti in lingua originale. Attraverso questi estratti, credo che ognuno possa farsi un’idea del temperamento di Juan D’Arienzo ed inquadrarne la personalità.

Soy el único invitado al Japón por el emperador Hirohito y el príncipe Akihito; las demás orquestas son contratadas por empresarios. Pero no voy aunque me giren un cheque en blanco: después de lo que le pasó a Gardel, le tengo miedo al avión.

“En 1937 había señores directores en cartel: Osvaldo Fresedo, Julio de Caro, pero el tango estaba completamente bajo. Entonces entré con un ritmo distinto y volvió a colocarse en el lugar que merecía”

“En esa época el jazz amasijaba al tango. En los carteles decía jazz en letras enormes y, chiquitito, típica. Pero cuando me pasé al tango atraje hasta a la gente de jazz, que me idolatraba.”

“De acuerdo con su modalidad, recio o melódico, tienen que adaptarse al estilo de la orquesta” -tiraniza-. “La gente dice, a veces, que tal cantor imita a Alberto Echagüe y no es cierto. No se imitan unos a otros; es la forma en que los hago cantar yo y el repertorio que tengo. Responden a la personalidad de la orquesta, se identifican con ella y parece que cantaran imitándose, pero no es así.”

“¿Los hippies? Allá ellos. Que vivan su vida; yo vivo la mía, que es una sola. No me interesa la de nadie; no me meto; que hagan lo que les parezca. Yo sigo mi camino.”

“Conmigo cien orquestas de tango y mil clubes de barrio florecieron”

“Antes dirigía con la batuta; ahora con las manos solas: son más expresivas. No crea que es para que el público me mire -se defiende-. Lo vivo así. Una mirada quiere decir algo siempre, que alguien se tiró a chanta, que no toca. Son mis corriditas clásicas cuando veo que algún elemento afloja, está distraído. Para que esté atento y exigirle lo que quiero lo animo, lo entusiasmo.”

“Lo que pasa es que el público exige, no concibe la orquesta sin Juan D’Arienzo. Por algo debe ser. Y no es por el lunar que tengo aquí, en la mejilla derecha. Conmigo la gente se siente mejor, con más impulso, más matiz. Es el tango clásico. Una expresión distinta, más bailable que melódica.”

Fonti consultate

  1. Cronica de los 70 – Juan D’Arienzo
  2. Todo Tango
Annunci