Tag

,

pugliese

Un maestro amico del popolo, come Aníbal Troilo, così anche Osvaldo Pugliese è tuttora percepito come un artista vicino alla gente. Sicuramente tale percezione è stata amplificata dal suo impegno per la politica, la lotta sociale, l’esaltazione della classe operaia e la cultura popolare. Critico verso le ideologie dittatoriali degli anni ’60 e ’70, vicino invece al socialismo sovietico (dedicò Milonga para Fidel al leader della rivoluzione cubana), Osvaldo Pugliese non ha mai nascosto i propri pensieri, manifestando forti critiche anche verso gli organi per la tutela dei diritti d’autore (SADAIC) e tutto ciò che ostacolava la libera circolazione e condivisione dell’arte.

In effetti Pugliese pagò sempre in prima persona la fermezza di esprimere le proprie idee; fu perseguitato, censurato e incarcerato durante il governo Peronista e quello successivo nato dalla cosiddetta Revolución Libertadora. Scopriamo, quindi, chi fu Osvaldo Pugliese, attraverso alcuni suoi pensieri e frasi celebri, di certo un personaggio unico nel suo genere, schivo e riservato come altri grandi del tango (Troilo o Di Sarli, tanto per fare due esempi).

“…yo empecé con la música clásica; a mi padre y hermanos les gustaba la música y yo comencé tocando de oído. Con dos amigos que tocaban la guitarra y bandoneón, rascábamos todo lo que estaba en boga. Era por el año 1918, después de la guerra mundial.”

“Todo ser que nace, nace limpio, puro, después vienen los problemas…”

“Nunca me considero un artista, sino un laburante de la música. Y un laburante bastante cómodo, porque trabajar, trabajan los de las fábricas, el puerto. Pero digo que siempre me sentí uno más.”

“Más que la fama, importa situar a la gente dentro del corazón. Yo he trabajado desde pibe, y la gente ha simpatizado con este carcamán que soy, pero no me siento superior a nadie. Cuando veo a los que trabajan en la calle, con el martillo, con la pala, pienso siempre que son trabajadores y arquitectos de la vida.”

“Hay que tener los pies en la tierra y no la cabeza en la humareda…Yo me siento un laburante. Soy, humildemente, un trabajador de la música popular.”

“¿Maestro? ¡Maestro viruta! ¿Qué maestro? ¡Un rasca atorrante, eso es lo que soy! Y con la orquesta somos el conjunto de los atorrantes unidos. Yo no soy maestro. No me gusta enseñar, porque no tengo la suficiente capacidad pedagógica. Yo soy un laburante de la música popular, punto y raya. ¿Idolo? No…Muchas veces voy por la calle y la gente me saluda y me dice: Chau, maestro, y yo les contesto: ¿Maestro? Maestro Ciruela. Quizá los jóvenes no lo sepan, pero antes a los maestros se los cargaba así.

“Todos los días le hago los cuernos al diablo, pero cuando llegue la hora del espiche diré: “Bueno muchachos, llegué hasta aquí, me las tomo, sigan ustedes”. (…) Si al final… ¿Yo qué hice? Tangos. Eso es todo.”

“El país, desde el punto de vista de una política cultural, ha sufrido muchos tropiezos, porque hay una política destinada a aplastar todos los rasgos nacionales de nuestra cultura popular. Se debe, en mayor parte, a la puesta en marcha de un plan económico… No lo podemos negar, porque no nos podemos poner un chupete en la boca, cerrar los ojos, y decir que Martínez de Hoz es un hombre buenito, que quiere a los argentinos, o que le abrió la puerta a los argentinos para que trabajen y se puedan ganar la vida… NO, no es así, al contrario; vino la invasión de la música envasada, la invasión del ruido y no del sonido…”

¿Qué música le gusta a usted? ¿Qué discos tiene y escucha?

“Música clásica, buenos pianistas; me gustan mucho Martha Argerich, Rubinstein, Chopin, orquestas sinfónicas…”

¿Y de tango?

“Todavía sigo poniendo los discos de Julio de Caro, Firpo, los del gordo Troilo, y también de Federico… Yo escucho a todos. Una vez por semana me siento y los escucho a todos, hago apuntes también, para ir conociendo bien a todos…”

¿Quiénes han sido los mejores letristas de antes y quiénes son los de ahora?

“De antes, hay varios que prefiero: Celedonio Flores, Cátulo, Manzi, Discépolo y también Cadícamo, los hermanos Expósito… De ahora, Tavera, Eladia Blázquez, Negro, Carmen Guzmán, que pintan la cosa con otro enfoque, porque no podemos pretender que Eladia Blázquez hable de Buenos Aires pintando al compadrito, al matón, como lo pintó Celedonio Flores. El matón de antes ya tiene otra cultura, otro lugar social, sólo que los letristas todavía no lo describen como es… También la manera de pintar el barrio, todo ha cambiado; ahora en los edificios de departamentos no hay casi comulación, y no tienen el contenido y la garra de los conventillos…”

¿Habrá continuadores suyos?

“No sé… únicamente mi mujer…
(Lidia, la moglie:) él siempre dijo que cuando se cierra un capítulo, se cierra la tapa y a otra cosa; nunca segundas partes fueron buenas. La prueba es que cuando falleció Di Sarli, la continuación de la orquesta de él fue mala. Es decir, cuando falta la mano conductora y el cerebro, se deforma lo que se quiso expresar. Su nombre está registrado como una marca, una patente, y pensamos que el día que se tenga que cerrar este capítulo, se cerrará…”

Fonti consultate

  1. Carlos De Flores – Recopilación de frases de Don Osvaldo Pugliese
  2. El Historiador – Entrevista a Osvaldo Pugliese. Revista Humor Nº 59, Mayo de 1981, pp. 62-68
  3. Oscar Marmól – Nota de Tango Reporter, Osvlado Pugliese
Annunci