Tag

,

julio-de-caro

La vita di Julio De Caro fu arricchita da episodi che sembrarono destinarlo al tango fin da ragazzo, dai contrasti con il padre, al forte legame con il fratello maggiore, fino all’incontro con Carlos Gardel. Indubbiamente la raccolta di episodi di questa colonna portante della musica rioplatense è sconfinata, anche perché De Caro ha attraversato l’intera parabola del tango, dalle origini fino alle avanguardie post Epoca de Oro. Con lo pseudonimo di José Julián raccolse lui stesso i ricordi di una vita, pubblicando il libro El Tango en Mis Recuerdos nel 1964.

Conoscere Julio De Caro è possibile leggendo direttamente dal suo scritto, oppure da alcuni dei suoi racconti riportati di seguito, ma ancora meglio potrebbe essere interessante ascoltare direttamente la sua voce durante una intervista nella quale narra la storia del tango che ha vissuto in prima persona. L’elenco di personaggi che cita è impressionante,  Gardel in primis, i creatori del tango, l’esperienza del suo tour in Europa, la cena con Benito Mussolini durante il viaggio in Italia, tutto a testimonianza del ruolo centrale svolto da De Caro nella storia del tango.

“Nací el 11 de diciembre de 1899, Piedad al 2000 (hoy Bartolomé Mitre), por más datos, “Sagitario”. Mi llegada al mundo fue constante preocupación de mis padres, contrastando apreciablemente mi frágil aspecto, con el de Francisco, mi hermano mayor. Cuando llegarían Gilda, Emilio, Ermelinda, Rosa, Carlos Alberto, Margarita y Genoveva (mellizas fallecidas), Alfredo (fallecido), José y Élida.”

A proposito del giorno in cui incontrò Carlos Gardel, De Caro ricorda: “En 1918 yo tocaba con Eduardo Arolas. En el ambiente artístico se hablaba mucho de un cantor que había hecho famoso el tango “Mi noche triste (Lita)” y que cantaba con José Razzano en el antiguo Teatro Esmeralda (hoy Maipo). Movido por la curiosidad, así me dirigí una noche y quedé —como todos— admirado. Cuando finalizó la función me hice presente en el camarín de Gardel, con el objeto de saludarlo y felicitarlo. Al verme Carlitos exclamó: «¡Pero vos sos el pibe que toca el violín con Arolas!». Sin habernos tratado, los dos nos conocíamos. Así empezó mi amistad con él, que habría de perdurar tantos años”.

Richiesto per questo lavoro cita l’aneddoto seguente: Estábamos ya listos en el escenario y cuando ya daríamos comienzo a nuestra actuación, el debut en el Palais de la Mediterráne, en Niza, Gardel, que estaba sentado en una mesa de casi cuarenta personas, entre los que se encontraban el prefecto general, intendente, y lo más graneado de la sociedad mundial, se levantó diciendo en francés: «Señoras y Señores; yo ya soy un conocido de ustedes, el aplauso y el cariño que me dispensaron siempre en mis actuaciones me hace acreedor a pedirles que escuchen con verdadera atención a la orquesta que actuará ahora, ya que es la mejor del mundo en tango y no puede faltar a su debut, viajando ex profeso desde París aquí para escucharlo. Pido para el gran Julio De Caro un aplauso franco por anticipado…Luego vino al palco al terminar de actuar (una hora seguida) y me dio un gran abrazo”.

Infine riporto l’intervista accennata in precedenza, disponibile anche nella pagina di questo blog “VideoTango“.

Fonti consultate: 

  1. TodoTango – Biografia de Julio de Caro por Julio Nudler
  2. Terapia Tanguera – Nota sobre Julio De Caro (a cura di Gabriel Clausi e Tino Diez). Fonte originale: Fascículos “Los Grandes del Tango”
  3. Puramilonga – Julio De Caro racconta. Intervista radiofonica
  4. Julio De Caro (pseud. José Julián) (1964). El tango en mi recuerdos: su evolución en la historia. Ed. Centuriones, Buenos Aires.

Annunci